El psicólogo deportivo

Updated: Apr 16

¿Qué es y como puede ayudarte?

Con este escrito intentaré acercar la figura del psicólogo deportivo a los lectores y a las lectoras. Pienso que es uno de los posts más importantes que escribiré, puede ser que no el más interesante, pero si uno de los más relevantes para los seguidores de esta página. Por qué tiene tanta importancia? Es vital conocer la figura del psicólogo deportivo para entender los futuros puestos que vaga publicando y entender el porqué de muchos escritos.


¿Qué formación necesita un profesional de la psicología deportiva?

Para poder ser un profesional de la psicología deportiva se tiene que estudiar la licenciatura o el grado de psicología, además de estudios de especialización de la psicología deportiva. Un psicólogo del deporte tiene que formarse toda la vida con cursos, másters, doctorados, congresos, jornadas, lectura de libros de formación, investigación, etc.

Además, una recomendación personal es que un psicólogo deportivo se forme en el ámbito de la psicología clínica o sanitaria, puesto que el hecho de trabajar en PERSONAS, profesionales del deporte, pero no dejan de ser personas, podemos encontrarnos con algún caso que no acudan a nosotros por la mejora del rendimiento, sino por otros temas más personales y tenemos que tener la capacidad para poderlos ayudar o bien derivarlos.


¿Qué es un psicólogo del deporte? Responderé esta pregunta, denominando algunos puntos claves del psicólogo deportivo:

• Experto en el comportamiento (conducta, cognición y emoción).

• Experto en el entrenamiento de habilidades psicológicas.

• Experto en las relaciones interpersonales.

• Experto en los estilos de liderazgo.

• Experto en observación.


Desde mi punto de vista, y siente mi manera de trabajar, creo que un psicólogo del deporte tiene que conocer todos los deportes con los cuales está trabajando. De este modo es más fácil hablar con los deportistas y las deportistas, y hablar un mismo idioma, además de poder aportar mucho más a la mejora de su rendimiento.

Otro rasgo importante del psicólogo deportivo es el medio donde trabaja, puesto que no solo trabaja en un despacho, sino que tiene que estar en el campo. El trabajo de campo es tan importante o más que el trabajo en el despacho. ¿Por qué? Sencillo, es donde pasa todo (conductas, comunicación, emociones, etc.) y si no está en el campo, no lo puede observar.

Otro aspecto muy importante, desde mi punto de vista, que un psicólogo tiene que tener en la hora de trabajar con un deporte es una característica imperceptible y mala de describir, pero las denominaré sensaciones. Estas son las percepciones internas y subjetivas de un profesional de la psicología deportiva que indican que está preparado y en sintonía para trabajar con este tipo de deporte. Esta sensación es mala de describir y explicar, pero como profesional eres consciente de cuando se manifiesta este tipo de sensaciones y cuando no. Esto es una característica que, yo personalmente, pienso que es un plus. No es un rasgo indispensable, pero esta "chispa" es el hecho distintivo que marca el trabajo posterior.


El trabajo psicológico no es exclusivo de los/las deportistas, sino que puede y tiene que trabajar con muchos más agentes implicados en el deporte, estos son: evidentemente los y las deportistas (en el ámbito individual y en el ámbito grupal/equipo), con los entrenadores y las entrenadoras, directivos y directivas, padres y madres y otros familiares, árbitros, en el ámbito de instituciones (federaciones, clubes, etc.).


Antes de acabar este post me gustaría hablar, de forma general, de las funciones de un psicólogo deportivo. Si os paráis a pensar en que puede ayudar un psicólogo en el ámbito del deporte seguro que os surgen multitud de funciones, y todas ellas seguro que son válidas. Ahora bien, yo las agruparé en 3 categorías: investigación, intervención y educación.


La investigación nos ayuda a mejorar como profesionales y a probar nuevas técnicas, estrategias, metodologías, etc. Para mejorar como profesionales y mejorar nuestra practica e intervención con las personas. Por otro lado, tenemos la educación, para mí es un porcentaje muy elevado del trabajo psicológico, es muy importante educar en muchos aspectos, en función del nivel en que nos encontramos educaremos unos aspectos u otros, pero para poder aportar algunos ejemplos generales, podemos hablar de educación en redes sociales, gestión económica, gestión de emociones, educación para padres, etc. Y para finalizar, la intervención, quizás la más reconocida, pero la menos aplicada, puesto que se apuesta poco por el trabajo psicológico. La intervención en el ámbito del deporte puede ir enfocada hacia una mejora del rendimiento deportivo, hacia solucionar algún "problema" que te pueda surgir cuando practicas deporte, hacia recuperar la ilusión y las ganas de realizar deporte, etc.


Para finalizar me gustaría dejar una reflexión en el aire, he hablado con muchos jugadores Y jugadoras, padres y madres, entrenadores y entrenadoras, clubes, federaciones, etc. Y se los preguntaba una cosa muy concreta: Qué porcentaje creéis que aporta la psicología al deporte? La respuesta siempre ha sido un porcentaje muy elevado, y si hablamos de rendimiento, más encara. Entonces, si es tan elevado, ¿Por qué no apostamos por la psicología?





2 views0 comments