top of page

Conociendo la retirada deportiva

Actualizado: 6 oct 2023

La retirada deportiva es un momento complicado y duro para la mayoría de los/as deportistas. Muchas veces es un tema poco hablado y, paradójicamente, es un momento que todos/as los/as deportistas van a tener que pasar. Una retirada deportiva no debe dejarse al azar, no puede ser un tema tabú ni un “ya veremos qué pasa” cuando los/as deportistas se retiren. De hecho, es muy importante trabajar y prepararse para este proceso de retirada. Sí, han leído bien, la retirada debe ser un proceso y no cosa de un día.


Un/a deportista ha dedicado toda su vida, su tiempo, sus esfuerzos, sus sacrificios, etc., por y para el deporte, creándose así una identidad, la identidad deportiva. Una vez dejamos esta práctica no solo perdemos un deporte, sino también esta identidad, y empiezan a aparecer las dudas y las preguntas como ¿quién soy?, ¿a dónde voy?, etc.


Muchos casos se han dado de deportistas que después de una retirada mal gestionada, (es decir, una mala preparación) caen en problemas como la ludopatía, la adicción a las drogas o al alcohol, la ruina económica, etc. Además, por si todo esto fuera poco (que espero que a nadie le parezca poco), hay que tener claro que la retirada no afecta solo al/la deportista sino a todo su entorno social.


Para ponernos en situación voy a poner algunos titulares que sirven para ejemplificar estos problemas:


- “Tres de cada cinco jugadores de la Premier League se arruinan cinco años después de colgar las botas.”

- “El 60 % de los jugadores de la NBA y el 78 % de los de la NFL acaban en bancarrota.”

- “Estrellas como Antoine Walker, Dennis Rodman o Delonte West han malgastado sus millonarios ingresos deportivos.”

- “Mike Tyson, Boris Becker o Paul Gascoigne forman parte de una larga lista de deportistas de élite que han pasado de ser millonarios a la ruina económica.”

- “El 80 % de los deportistas acaba en la ruina: padres, malas inversiones, divorcios y adicciones.”

En el este enlace se pueden ver más ejemplos.


Los/as deportistas de elite viven en un mundo poco corriente, y todo lo que gira a su alrededor va en sintonía con este mundo. Es por eso que no es nada fácil colgar las botas, retirarse, y convertirse en una persona corriente. Buscar nuevas motivaciones, una nueva identidad y volver a sentirse útiles es muy complicado y no se logra sin una preparación para este proceso.



Serena Williams manifestó en su día “llevo 10 años preparándome para el día de mi retirada”.


Cierto es que no siempre podemos prepararnos para una retirada, ya que hay veces que esta puede ser forzosa, por una lesión, por ejemplo. En caso de no poder haber hecho el trabajo previamente debería de hacerse después, pero lo más sensato es trabajar este proceso para poder llevar mejor la retirada deportiva y poder pasar a la “nueva vida” en las mejores condiciones.



38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page